Pan de calabaza

calabaza

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de espelta integral
  • 380 gramos de calabaza
  • 20 gramos de agua de cocer la calabaza
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 5 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • Semillas de calabaza (opcional)

 

Preparación:

  • Hervimos la calabaza durante 20 minutos aproximadamente, hasta que esté muy tierna. Retiramos y dejamos enfriar. Reservamos el agua de cocer la calabaza, ya que la necesitaremos más tarde.

  • Trituramos la calabaza y reservamos. Por otra parte pesamos 20 gramos del agua de cocer la calabaza (tiene que estar templada), añadimos la levadura y la disolvemos bien.

  • Mezclamos en un bol la harina integral de espelta y la sal y en otro recipiente el agua con la levadura y la calabaza triturada. Vertemos la mezcla de agua y levadura y la calabaza triturada en el recipiente que contiene la harina, mezclando con una cuchara de madera. Una vez que la masa sea homogénea dejamos reposar, en un recipiente en el que habremos puesto una cucharada de aceite de oliva, durante 10-15 minutos, tapando dicho recipiente con un paño mojado o con otro recipiente.

  • Pasados 10 minutos volvemos a amasar la mezcla, esta vez manualmente. En el caso de que la masa se encuentre demasiado húmeda podemos incorporar un poco de harina adicional, hasta que podamos amasarla sin problemas. No es necesario hacerlo durante mucho tiempo, bastará con unos 10-20 segundos. Volvemos a dejar reposar 10 minutos.

  • Repetimos el amasado y dejamos reposar 10 minutos.

  • Encendemos el horno, precalentándolo a 220ºC. Preparamos también una hoja de papel vegetal sobre la bandeja del horno. Repetimos el amasado tras el tiempo de reposo. Esta vez introducimos el pan en un molde (yo he utilizado un molde de silicona y colocamos en la parte superior de la masa unas semillas de calabaza (esto es opcional). Dejamos reposar la masa 20-25 minutos.

  • Una vez pasado el tiempo indicado colocamos la masa sobre la bandeja. Bajamos la temperatura del horno a 200ºC e introducimos la bandeja durante 30 minutos, comprobando que esté dorado. Lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.