Musaca

patatas

Ingredientes (para dos personas):

  • 3 patatas
  • 1 berenjena mediana
  • 650 gramos de tomate triturado
  • ½ cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de leche vegetal
  • 30 gramos de harina de espelta integral (u otra harina)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de leche vegetal
  • Harina de almendra para decorar (opcional)
  • Sal, pimienta, orégano, nuez moscada

 

Preparación:

 

  • Os traigo mi versión de esta famosa receta griega. He realizado varias hasta quedarme con esta versión que a mí me parece deliciosa. Aunque es cierto que se tarda un poco en preparar las distintas capas que componen esta musaca os aseguro que el esfuerzo merece la pena. La receta original lleva una capa de carne, que podríamos sustituir fácilmente por soja texturizada, pero yo prefiero hacerla así, con capas de patata, salsa de tomate y berenjena.

  • Para empezar pelamos las patatas y las ponemos a cocer a fuego medio en una cacerola. Cortamos en rodajas finas la berenjena, las salamos y las ponemos en un escurridor, para que suelten el exceso de agua. Mientras se van preparando las patatas y la berenjena podemos ir haciendo la salsa de tomate.

  • Para ello troceamos la cebolla y los dientes de ajo en trocitos pequeños. Ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio y cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo. Damos vueltas teniendo cuidado de que no se queme, hasta que esté bien pochado. Entonces añadimos el tomate triturado, junto con la sal, la pimienta y el orégano. Dejamos a fuego medio hasta que la salsa espese (unos 15-20 minutos).

  • Como ya tenemos la salsa de tomate podemos preparar las patatas (una vez que estén cocidas). Machacaremos una patata y media de otra con un tenedor. Salpimentamos y reservamos. Esta será la base de la musaca. Cortamos en rodajas finas la patata y media restante, teniendo cuidado de que no se partan. Reservamos.

  • En una sartén añadimos un poco de aceite y hacemos a fuego medio las berenjenas. Cuando estén tiernas retiramos y reservamos.

  • Por último, tenemos que preparar la bechamel para capa final. Ponemos en un cazo a fuego medio-bajo 3 cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la harina, removiendo constantemente. Cuando esté bien mezclado añadimos la leche poco a poco, de forma que se integre bien y no forme grumos. Añadimos sal y nuez moscada, y seguimos removiendo hasta que espese bastante. La bechamel no puede estar líquida.

  • Montamos la musaca en un molde, poniendo en la base una capa de la patata que teníamos machacada, luego una capa de berenjena y por último una capa de salsa de tomate, salpimentando un poco cada capa (excepto la de tomate). Yo suelo poner dos tandas de esas capas y en la última capa bechamel. La segunda tanda la hacemos con la patata que hemos cortado en rodajas, ya que la patata machacada es solo para la capa de abajo. Finalmente espolvoreamos con un poco de harina de almendra, aunque esto es decorativo, no influye en el sabor final.

  • En la foto podéis ver que gratiné un poco la musaca, pero las últimas veces que la he hecho he obviado este punto. Si queréis hacerlo queda muy bien. Espero que os guste y lo probéis en algún momento :).