La OMS recomienda reducir el consumo de azúcar a menos de 10%

 
OMS

Una de las nuevas publicaciones de 2015 de la OMS (Organización Mundial de la Salud) es la nota informativa sobre la ingesta de azúcares recomendada, tanto para adultos como para niños (Nota informativa OMS), en la que recomienda la reducción del consumo de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total e incluso se indica que la reducción por debajo del 5% produciría beneficios para la salud. Desgraciadamente, esta nota informativa ha pasado desapercibida para un porcentaje demasiado alto de la población, siendo de vital importancia si tenemos en cuenta que el exceso de peso infantil (ya sea sobrepeso u obesidad) ha aumentado en nuestro país hasta llegar a unas cifras alarmantes.

Es de vital importancia entender qué son los azúcares libres a los que hace referencia la Organización Mundial de la Salud. En muchos casos la población no conoce hasta qué punto consumen azúcares, ya que estos se encuentran en un gran porcentaje de los alimentos procesados que consumen habitualmente. Cuando se habla de azúcares libres se hace referencia a los monosacáridos y disacáridos añadidos a los alimentos procesados. También entran en esta clasificación los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de frutas y los concentrados de jugos de frutas. Hay que tener clara la diferencia entre este tipo de azúcares y los azúcares que se encuentran en frutas y verduras enteras frescas, ya que éstas no tienen efectos adversos para la salud, además de aportar vitaminas, minerales y fibra.

Así mismo, las recomendaciones se apoyan en datos que sostienen que el consumo de azúcares libres en un porcentaje superior al 10% tiene como consecuencia unas tasas más elevadas de caries dental, en comparación con un consumo de dichos azúcares inferior al 10% de la ingesta calórica total.

 

Bibliografía:

  • Organización Mundial de la Salud. Nota informativa sobre la ingesta de azúcares recomendada en la directriz de la OMS para adultos y niños (2015). Recuperado de: http://who.int/nutrition/publications/guidelines/sugar_intake_information_note_es.pdf