frutos_secos

Los frutos secos entran en el grupo de alimentos de las frutas. En ellos la parte comestible posee en su composición menos del 50 por 100 de agua, por lo que son alimentos muy energéticos, que aportan un alto contenido calórico. Son, por ejemplo, las almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, pistachos, castañas, etc. Su contenido en lípidos (grasas) es mayormente de ácidos grasos insaturados, con un bajo contenido de ácidos grasos saturados. Su contenido en ácidos grasos poliinsaturados, los cuales promueven la disminución del colesterol total y del colesterol LDL, los convierten en una buena fuente de omega 3 y omega 6. La ingesta de omega 6 no es problema en la dieta vegana, ya que está ampliamente cubierta por los aceites vegetales, y otros productos como la margarina, pero el aporte de omega 3 es más reducido al encontrarse en mayores proporciones en el pescado. Es importante mantener un óptimo equilibrio entre los ácidos grasos omega 3 y omega 6, por lo que una buena costumbre puede ser tomar diariamente un 3-4 nueces, incluir en nuestra dieta linaza triturada, aceite de lino u otras fuentes vegetales de omega 3.

Su contenido en proteínas se encuentra entre el 10% y el 30%. El aminoácido arginina es muy abundante en la proteína de los frutos secos, la cual desempeña un papel muy importante en cuanto a los efectos cardiovasculares beneficiosos asignados a éstos. La arginina es también precursora del ácido nítrico, el cual es un potente vasodilatador endógeno que según los estudios realizados hasta ahora ayuda contra la enfermedad cardiovascular.

Los frutos secos tienen un bajo contenido en hidratos de carbono, siendo éstos sobre todo complejos. Aportan una buena cantidad de vitaminas, destacando las del grupo B y la vitamina E. Así mismo, son fuentes importantes de minerales como el calcio (sobre todo las almendras), hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre, manganeso y cinc.

 

Bibliografía:

 
 

  • Real Decreto 2484/1967, de 21 de septiembre, por el que se aprueba el texto del Código Alimentario Español. (BOE de 17 de Octubre). Recuperado de: http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1967-16485
  • Cervera, P., Clapés, J., Rigolfas, R. (2004). Alimentación y Dietoterapia. Madrid: McGraw Hill.
  • Benito, P.J., Calvo, S.C., Gómez, Carmen., Iglesias, C. (2013). Alimentación y nutrición en la vida activa: ejercicio físico y deporte. Madrid: UNED.
  • UNED. Alimentación: Interacción de los tipos de grasas (s.f.). Recuperado de: http://www.uned.es/pea-nutricion-y-dietetica-I/guia/enfermedades/cardiovasculares/alim_gras_interaccion.htm
  • EUFIC. Ácidos grasos omega-3: ¿dónde se encuentran? (2003, Junio). Recuperado de: http://www.eufic.org/article/es/artid/acidos-grasos-omega-3/
  • EUFIC. Todo sobre los frutos secos (2007, Julio). Recuperado de: http://www.eufic.org/article/es/artid/frutos-secos-beneficios-grasas-enfermedades-consumo/
  • Fundación Española del corazón. Frutos secos (s.f.). Recuperado de: http://www.fundaciondelcorazon.com/nutricion/alimentos/frutos-secos.html
  • SCIELO. Frutos secos y riesgo cardio y cerebrovascular. Una perspectiva española (2004, Junio). Recuperado de: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0004-06222004000200002&script=sci_arttext
  • USMP. Facultad de Medicina Humana. Fitoesteroles y fitoestanoles: Propiedades saludables (2011, Diciembre). Recuperado de: http://www.medicina.usmp.edu.pe/horizonte/2011_II/Art6_Vol11_N2.pdf

  • EUFIC. Los esteroles y estanoles vegetales reducen el colesterol (2005, Septiembre). Recuperado de: http://www.eufic.org/article/es/artid/esteroles-estanoles-vegetales-colesterol/