Chips de kale

kale

Ingredientes:

  • 300 gramos de col rizada o kale
  • 250 gramos de anacardos
  • ½ cebolla (50 gramos aprox.)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza o nutricional
  • 2 cucharadas de tamari
  • Zumo de ½ limón

 

Preparación:

  • La noche anterior a la preparación de los chips dejamos 250 gramos de anacardos en remojo, durante toda la noche. Al día siguiente, descartamos el agua de remojo y aclaramos los anacardos. Reservamos.

  • Comenzamos a preparar la col rizada. Para ello lavamos una a una cada hoja con agua fría, limpiándolas bien y descartando los tallos, de forma que nos quedaremos únicamente con la hoja. Cortamos las hojas en trozos con las manos. Vamos colocando las hojas cortadas en un bol con papel absorbente, de forma que absorba el exceso de agua. Reservamos.

    Chips de kale

  • Trituramos con la batidora o con un procesador de alimentos los anacardos, la cebolla, el tamari (se puede sustituir por salsa de soja), el aceite de oliva, la levadura de cerveza y el zumo de limón, hasta que forme una pasta. Si queda demasiado espeso podemos agregar un poco de agua. Mezclamos la salsa que acabamos de hacer con la col, masajeando para que se impregne bien de la mezcla y se ablande.

  • Esta receta está pensada para dos bandejas del deshidratador, ya que como la col rizada tiene bastante volumen, es recomendable quitar dos bandejas (por ejemplo la primera y la tercera), de forma que tenga más espacio y se deshidrate mejor).

  • Colocamos unas hojas de Teflexx en las bandejas del deshidratador y sobre ellas la col. Encendemos el deshidratador y lo ponemos a 63º durante tres horas, y pasado este tiempo lo bajamos a 42º, durante unas 24 horas más (podemos ir comprobando si están totalmente secas). Para que se deshidrate más rápido es aconsejable dar la vuelta a la col pasadas 12 horas, de forma que se despegue bien de la hoja de Teflexx.

  • Una vez pasado el tiempo de deshidratación guardamos los chips de kale en un recipiente hermético, donde se conservarán meses (aunque no suelen durar mucho, están riquísimos :).

    Chips de kale