Aceites aromátizados

 

Hacer aceites aromatizados en casa es muy fácil y económico. Aunque no tiene mucha dificultad os quiero mostrar los aceites que hago más a menudo porque merece muchísimo la pena por el increíble sabor que añade a nuestros platos, como a las tostadas o a las ensaladas.

Simplemente hay que introducir los ingredientes en un bote de cristal que cierre de forma hermética y dejar macerar en un lugar fresco y seco. El tiempo de maceración suele ser entre 2 semanas y 1 mes, aunque yo comienzo a utilizarlo a partir de las dos semanas y está delicioso.

 

Aceite de ajo

  • 500 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 4 ajos pelados y cortados por la mitad
  • 2 hojas de laurel
  • 6-7 granos de pimienta
  • Aceite picante

  • 500 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 chiles grandes secos*
  • 2 hojas de laurel
  •  

    * En el caso de los chiles los compré frescos y los dejé secar. Prefiero hacerlo así, ya que en otra ocasión lo hice con chiles frescos y fermentó, estropeando el aceite. También se pueden comprar directamente secos. Antes de introducirlos en el aceite, suelo hacer unos cortes en el chile para que absorba mejor el sabor.